Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Like/Tweet/+1
Palabras claves

Últimos temas
» ¡Hola! ¿Están ahí? Busco el mejor programa para ripear un DVD.
Vie Mayo 12 2017, 08:57 por soyo

» Humor gráfico
Sáb Oct 04 2014, 02:47 por José Malax

» DE SALUDES Y MEDICINAS
Vie Sep 19 2014, 02:25 por Alex

» Beneficios del machacársela.
Jue Sep 04 2014, 02:28 por José Malax

» George Wald: The Origin of Death
Dom Ago 24 2014, 09:24 por José Malax

» ALGO FALLA EN ESTE MUNDO
Dom Ago 03 2014, 06:23 por José Malax

» Sur la radio
Sáb Jul 19 2014, 01:26 por Betobrick

» Humor eutanásico futurístico muy legal
Mar Jun 10 2014, 09:58 por José Malax

» ¿Por qué el Rey anuncia precisamente ahora su decisión de abdicar?
Lun Jun 09 2014, 23:15 por José Malax

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Compañeros

Crear foro



Busca
Bing
Like/Tweet/+1

Finos y delicados, como inodoro de cemento

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Finos y delicados, como inodoro de cemento

Mensaje  José Malax el Sáb Mar 26 2011, 02:30

.


Muy buenos y el primero me mató

Estás mejorando Hafa, se ve que funciona el que el Beto entre y te dos o tres latigazos

Eso sí, dejas firma aunque te despellejen la espalda, el post está un poco circuncidado a la derecha no?
avatar
José Malax

Mensajes : 2203
Localización : Dinamarca

http://www.malax.dk

Volver arriba Ir abajo

Finos y delicados, como inodoro de cemento

Mensaje  hfarache el Sáb Mar 26 2011, 00:23

Una mujer soltera recibió una jugosa herencia: 50 millones de dólares.

Decide inmediatamente dos cosas:

1. Comprar un yate de súper lujo para viajar por todo el mundo.
2. Contratar a un negro de 1.95 y 120 Kg. como acompañante.


Hace todos los preparativos e inicia el viaje.

Por fin llega la ansiada primera noche, la mujer había comprado una buena dotación de condones; se baña, sale del baño enredada en su toalla, se pone cremas, perfumes, se acomoda en la cama mirando a su acompañante como queriéndoselo comer y le da un condón del tamaño súper grande.

Sonriente el negro agarra el condón y se lo trata de acomodar en la cabeza a manera de gorra; entonces ella le dice con voz suave y seductora:

- No bebé... ahí no se pone.

Entonces le dice el negrote con voz áspera:
- Ya lo sé mamita... ¡Lo estoy aflojando!


…………………………………………………………………………………………….

Dos amigas rubias se van a hacer esquí a una estación de invierno.
En el hall del hotel estaba colgado un cartel con las informaciones de todas las estaciones de esquí de la región:


"Alpes d'Huez: veinte centímetros, dura."
"Alpes Meribel: quince centímetros, blanda."


En eso una de las rubias se acerca a la recepción y le pregunta al recepcionista:
- Perdón, ¿me podría decir el número de la habitación del Señor Alpes d'Huez?


……………………………………………………………………………………………

Un tipo baja del ascensor y se encuentra con el portero en el hall de entrada del edificio y le confiesa un secreto.
- Manuel, ¿como andas? sabés que el domingo fui al departamento de la viudita del 4º C y me dio vuelta, y el martes me encamé con la separada del 7º A y es una víbora en la catrera, y esta noche tengo arreglado visitar a la pelirroja de la planta baja.
- ¡Eeeeh! ¡Don Carlos! - le responde el encargado – ¡Al final entre usted y su mujer se están volteando a todo el edificio!


…………………………………………………………………………………………….

Había un tipo con muy mal aspecto, borracho, desaliñado, en una fiesta, e invita a una bella joven a bailar, y ella le responde:
- Señor, la miel no está hecha para la boca del asno.
El señor muy cortésmente le responde:
- Señorita, yo solamente le pedí que bailemos, no que me la chupara.


……………………………………………………………………………………………

Un lorito que viajaba en un avión, en primera clase, llama a la azafata:
- A ver, prostituta de mierda, vení a atenderme.
- ¿Qué desea, Señor Loro? - responde ésta.
- Traeme un whisky, guacha.
- Si Señor Loro, en un instante se lo traigo.
El señor que estaba sentado al lado del lorito aprovecha cuando se acerca la azafata a traerle el whisky, y le dice:
- Señorita ¿Y a mí podría traerme un café?
- Cuando tenga tiempo se lo traigo - Le responde la azafata de mala gana.
Media hora más tarde, el lorito vuelve a dirigirse a la azafata:
- A ver, trolita barata, traeme otro güiscacho.
- Si Señor Loro, de inmediato se lo traigo.
- A mi tráigame por favor el café que le pedí hace media hora, señorita - insiste el hombre.
- Usted espere, y no me apure señor - responde la azafata malhumorada.
Media hora más tarde, el lorito vuelve a dirigirse a la azafata:
- Che, putarraca, traeme otro whiscardo.
- Si Señor Loro, de inmediato - musita la azafata.
- ¿Y mi café, señorita? - pregunta ya un poco enojado el hombre.
- Usted espere, señor ¿No ve que estoy muy ocupada?
Entonces el hombre, no soporta más, y le dice al loro:
- Oiga ¿Cómo hace para que lo atiendan tan bien, que le traigan tres whiskys, y yo no consigo que me traigan un miserable café?
- Muy simple señor - responde el loro - Yo se lo pido con firmeza, la trato mal, para que vea quien es el que manda, y quien el que obedece.
- ¡Ah! Voy a probar con su método, a ver si funciona.
Y dicho esto, comienza a gritar:
- ¡A ver, azafata del orto, si me traés el puto café que te pedí hace como una hora, trola reventada!
Ante esto se acerca muy enojado el comisario de a bordo, los agarra del cogote al señor y al lorito, y los tira del avión. Cuando los dos van cayendo, el loro le dice al hombre:
- ¡Hay que ser muy macho para ofender a la azafata y no saber volar, eh!


…………………………………………………………………………………………..

Dos amigos van caminando y de pronto ven un perro que estaba lamiendo sus propios genitales. Uno de los hombres dice:
- Vaya, me gustaría poder hacer eso.
El otro replica:
- Pues yo preferiría darle un hueso y una palmada en la cabeza...


……………………………………………………………………………………………

Dos borrachos que no tenían un peso y estaban locos por tomarse un trago conversan:
- Oye Pepe, tengo unas ganas de tomarme un trago...
- Yo también, Manolo, pero no tenemos un peso.
- Bueno Pepe, yo tengo una idea. Fíjate bien, compramos una salchicha grande y nos vamos a un bar. Empezamos a tomar y cuando el barman nos venga a cobrar yo me meto la salchicha por el pantalón y me la saco por la bragueta y tú empiezas a mamar como si fuera una polla. De seguro que nos echan del bar por inmorales y no pagamos, ¿qué te parece?
- Fantástico, Manolo, vamos a hacerlo!
- Sí Pepe, pero yo empiezo con la salchicha, yo fui el de la idea.
- Bien Manolo, lo que tu digas.
Se fueron a un bar y toma que toma hasta que estuvieron medio borrachos. Cuando vieron que el barman les venía a cobrar, Manolo se sacó la salchicha por la bragueta y Pepe se agachó a mamar. El barman exclamó:
- ¡Inmorales, maricones, fuera, fuera de mi bar! - y salieron riendo a la calle y sin pagar.
Así estuvieron toda la noche de bar en bar tomando de gratis usando el truco de la salchicha.
Cuando estaban en el bar numero siete y preparados para hacer el truco otra vez Pepe le dice a Manolo:
- Oye Manolo, ya estoy cansado de ser yo siempre quien coja la salchicha para mamar, ahora en este bar pásame la salchicha a mi y ponte tu a mamar.
Y Manolo le responde:
- ¿Qué salchicha Pepe?, ¡la salchicha se me cayo al piso en el primer bar!


............................................................................................................................................

La señorita profesional de la noche acude al ginecólogo por molestias, y éste, tras revisarla le pregunta:
- ¿Ud. tiene fuertes pérdidas durante el período menstrual?
- Y... sí doctor, calculo que unos mil quinientos mangos... massomenos...


……………………………………………………………………………………………

Se trata de un casamiento entre la hija de un importante productor agropecuario y él, un joven estudiante de abogacía.
Y la fiesta en el campo de los padrinos de la boda.
Transcurría el atardecer espectacular... toda la gente feliz, desbordante de alegría, el champagne... vinos Pedriel, el servicio era de lo mejor.
De pronto pasa la novia llorando desconsoladamente, atrás iban la madre, las tías, etc. y algún pendejo curioso (entre ellos mi tío).
La chica lloraba y lloraba, y la madre le preguntaba:
- Nena, ¿qué te pasa?
Y la chica le contestó.
- Mamá, justo hoy me indispuse, ¿que le digo a mi novio ahora?
La madre entonces le dice:
- Dejá nena que yo hablo con tu marido y lo arreglo.
La vieja metida lo busca al recién casado y le cuenta lo sucedido.
El muchacho le contesta:
- Señora está todo bien, no se preocupe, esta noche a su hija le haré el amor platónico.
La suegra se fue mascullando y pensando lo que le había dicho el muchacho, hasta que se encuentra con su hija, y esta le pregunta:
- Mamá ¿que te dijo?
Y la madre le responde:
- Que te quedes tranquila querida, que te hará el amor platónico.
- Mamá, ¿que es el amor platónico?
- No se hija, ¡pero por las dudas lavate el culo!


……………………………………………………………………………………………

En la farmacia:
- Déme 5000 condones.
- ¿No le saldría más barato si se la plastificamos?


………................................................................................................................................

Un hombre se sienta en un tren frente a una voluptuosa rubia, que lleva una pequeña minifalda puesta. Aunque quiso, no fue capaz de retirar su mirada de los muslos, y como no era de esperar, se da cuenta de que la chica anda sin ropa interior. La rubia se da cuenta de que él la mira ahí, y le dice:
- ¿Me estás mirando la vagina?
- Sí, disculpa - responde el hombre, tras quitar su mirada.
- Está bien -responde la mujer- es muy talentosa, mira esto, voy a hacer que mi vagina te tire un beso.
Increíblemente, la vagina contrae sus labios y le tira un beso (con sonido incluido).
El hombre, totalmente asombrado, pregunta qué otra cosa puede hacer.
- Puedo también hacer que te guiñe, como cerrar un ojo - dice la mujer.
El hombre mira asombrado como la vagina le guiña (y da un par de pestañazos).
- Ven y siéntate al lado mío. -sugiere la mujer, ya entrada en calor.
El hombre se sienta al lado de ella y la rubia le pregunta:
- ¿Quieres meter un par de dedos por ahí?
Paralizado de asombro, el hombre responde:
- ¡¡¡Dios mío, no me digas que también chifla!!!


……………………………………………………………………………………………

Una joven argentina se exilia en España y, para obtener la ciudadanía, acepta casarse en Madrid con Manolo, un torero.
Manolo está muy enamorado de la bella porteña, pero es muy conservador y en la noche de bodas se decepciona profundamente cuando comprueba que la muchacha no era virgen.
Muy enojado le reclama:
- ¿Por qué no me dijiste que no eras virgen?
A lo cual ella le reprocha:
- ¿Por que no me dijiste que tenías un solo testículo?
El torero, entonces, le responde indignado:
- ¡Mujer, que lo mío fue una cogida!
- ¿Y que te creés que fue lo mío? ¿Una pedrada?


……………………………………………………………………………………………

Padre e hija están viajando a través del desierto cuando unos bandidos les asaltan y les roban hasta la ropa. Cuando se van, la hija le dice al padre:
- ¿Has podido salvar algo?
- ¿Pero como voy a salvar algo si nos han dejado en pelotas?
Entonces la hija se saca un anillo de diamantes del coño, y dice:
- Mira, mamá me enseñó este truco.
- Ya, es una pena que tu madre no estuviese aquí, Podríamos haber salvado el coche.


……………………………………………………………………………………………

Debido a ciertos problemillas, un médico le receta a una mujer testosterona (una hormona masculina). La mujer vuelve al cabo de unas semanas.
- Doctor, doctor, estoy preocupada por los efectos secundarios que me está produciendo la testosterona.
- ¿Como que?
- Para empezar me está creciendo bastante el pelo en sitios donde nunca antes no tenía.
- Bueno, eso es un efecto perfectamente normal y pasajero. ¿Dónde exactamente le ha salido este pelo?
- En los huevos.


……………………………………………………………………………………………

Oye, ¿Te apuntas a una orgía que voy a organizar esta noche? Sí, de esas de locura y desenfreno...
- ¿Y cuántos van a ser?
- Si llevas a tu mujer, tres.


……………………………………………………………………………………………

Mamá, mamá, cuando dos hacen el amor ¿quien se queda embarazado, el de abajo o el de arriba?
- Pues normalmente el de abajo.
- Pues me parece que he dejado embarazado al hijo del portero.


……………………………………………………………………………………………

- ¡Mamá, mamá!
- ¿Que te pasa hija?
- Es que en la esquina había un muchacho grande, barbudo...
- ¡Uh! ¿Y que pasó?


- ¡Me habló!
- ¿Y qué te dijo?
- Me dijo que si se la chupaba, me regalaba éste reloj.
avatar
hfarache

Mensajes : 169
Localización : Glew - Buenos Aires - Argentina

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.